Técnicas para superar la timidez: Cuida tu autoestima

La timidez suele ir unida a una autoestima baja. Las personas tímidas no se valoran y no suelen tener confianza en sí mismas y ésa es la base de que se sientan incómodas en sus relaciones con los demás. Por ello, si cuidamos nuestra autoestima y la reforzamos, nuestra timidez se reducirá de forma natural. A continuación exponemos una serie de consejos que podrán ayudarte en este tema:

  • Mira a los demás como seres humanos normales: No idealices a las personas que te rodean. Son personas como tú, con sus cualidades y defectos, sus manías y sus miedos… Darte cuenta de esto hará que dejen de parecerte tan elevados e inaccesibles y que tú dejes de sentirte tan pequeño en comparación.
  • Recuerda que los demás también son tímidos: La timidez no es una característica exclusiva de tu personalidad. Mucha gente es tímida y la mayoría de las personas sentimos incomodidad en algunas situaciones sociales. Piensa que es posible que la persona con la que estás entablando conversación esté tan nerviosa como tú y notarás que tu ansiedad se reduce.
  • Esfuérzate cada día para mejorar tu autoestima, deteniendo los pensamientos negativos y tratando de cambiarlos por pensamientos positivos. Notarás que con la práctica va resultándote cada vez más fácil.
  • Encuentra tus fuerzas y cualidades: Haz una lista de todas tus cualidades positivas e intenta tenerlas en mente a la hora de valorarte.
  • Apréciate a ti mismo: Debes aprender a valorarte y aceptarte, a pensar en ti mismo de forma positiva. Eres un ser humano único y especial, con muchas cualidades positivas que ofrecer al mundo pero no podrás mostrárselas mientras no te hagas consciente de ellas.
  • No tienes que ser como los demás: No trates de ser igual que todo el mundo para encajar de forma artificial. Es bueno ser diferente. Aceptar esas cualidades únicas que posees y potenciarlas es lo que aumentará tu autoestima y te hará sentirte más seguro ante los demás.
  • Acepta el rechazo: Es algo que le sucede a todo el mundo. Intenta no dramatizarlo ni hacer una montaña de ello. Intenta aprender de esos rechazos para poder desempeñarte mejor en el futuro.
  • Abandona las ideas de perfeccionismo: Todos cometemos errores y debemos verlos como un aprendizaje para el futuro. Hay que aceptar que no podemos ser perfectos, ya que un nivel tan alto de exigencia sólo conduce a la frustración y la depresión.
  • No te etiquetes: No te pongas a ti mismo la etiqueta de tímido y aceptes que no puedes hacer nada para cambiarlo porque “eres así”.
  • No te compares ni te denigres: Las personas tímidas suelen compararse con otras personas a las que ven como ideales de perfección, por lo que salen perdiendo en la comparación. Debes ser consciente de que esas personas no son tan perfectas como tú las ves y que, además, no es necesario que te compares con nadie.
  • Piensa en los logros que has conseguido y tenlos presentes para elevar tu autoestima.
  • Da importancia a tus necesidades: Las personas tímidas llegan a pensar que sus necesidades y deseos no son importantes y dejan que los demás las ignoren porque creen que exigirlas podría hacer que les rechazasen. Tienes derecho a pedir lo que quieres y a que se te escuche. Empieza reconociendo tus necesidades y después practica con personas cercanas. Verás que muchas veces esas necesidades son tan obvias que no podrán negártelas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Google Analytics Alternative