Timidez y trabajo

La timidez no sólo interfiere en nuestras relaciones personales sino que influye de manera negativa en el ambiente laboral. El problema de la timidez en el trabajo hace que, debido a sus sentimientos de incomodidad e inseguridad, la persona tímida pueda ver limitado su potencial, desperdiciar buenas oportunidades de encontrar empleo o promocionar, ser menos valorada por sus jefes y no sentirse a gusto entre sus compañeros.

El problema de la timidez en el trabajo comienza desde las entrevistas de trabajo, en las que la persona tímida tendrá que enfrentarse a un extraño encargado de observar su comportamiento, juzgarle y valorarle, lo que le provocará una gran sensación de incomodidad que puede reducir su rendimiento en dicha entrevista y, por lo tanto, sus posibilidades de contratación.

La timidez también supone un freno para el desarrollo profesional, ya que la persona tímida no será tan valorada por sus jefes al pasarse la vida intentando “esconderse”. Además, suelen negarse a cambiar de puesto y tener que enfrentarse a nuevos compañeros, ambientes y clientes, aunque el nuevo puesto pueda significar una gran oportunidad.

Otra de las grandes trabas que la persona tímida puede encontrar en el ambiente laboral es la necesidad de hablar en público, ya sea enfrente de sus jefes y compañeros en una reunión de trabajo o teniendo que dar una conferencia para exponer un tema.

Por todo ello, daremos consejos que pueden ayudar a superar la timidez en el trabajo, algunas sugerencias que os ayuden a hablar en público y ejercicios que permitan disminuir la timidez en el ambiente laboral.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Google Analytics Alternative