Timidez en preescolar.

Dado que los niños tímidos se sienten más tranquilos y confiados en su ambiente familiar, puede suceder que los padres no se den cuenta de su problema, ya que el niño de comportará de forma abierta con ellos y los familiares y amigos cercanos. Por ello, suele ser al entrar en preescolar y tener que pasar tiempo separados de la gente que conocen, cuando empiezan a dar muestras de timidez.

Los profesores de preescolar, por lo tanto, pueden ser los primeros en darse cuenta del problema. Los niños en estas edades suelen manifestar la timidez de las siguientes maneras:

  • No responden cuando les hablan. Si lo hacen, responden con muy pocas palabras, en susurros y evitando la mirada.
  • Suelen observar como juegan otros niños pero no se unen a ellos.
  • No van a hablar con nadie voluntariamente y, si alguien se acerca a hablarles, pueden darse la vuelta y marcharse.

Es importante darse cuenta cuanto antes ya que esta timidez le quita al niño las oportunidades de aprender y practicar habilidades sociales, por lo que el problema se agravará cada vez más.

Hay algunos consejos que los profesores pueden seguir a la hora de actuar con niños tímidos:

  • Favorecer la interacción entre niños poniéndoles en parejas y animándoles a hablar entre ellos de temas que tengan en común.
  • Tener paciencia y dar al niño tímido el tiempo suficiente para que conteste.
  • Muéstrale que le comprendes y háblale de las emociones que siente para que él aprenda a identificarlas y explicarlas.
  • Trátale siempre con cariño, haz que se sienta acogido e importante.
  • Premia las ocasiones en las que el niño de muestras de estar abriéndose a los demás.
  • Habla con los padres para planear entre todos estrategias que ayuden al niño a superar la timidez.
Google Analytics Alternative