Descripción de la timidez infantil

La timidez puede empezar a aparecer en la más temprana infancia. Aunque todos los niños pueden ser tímidos en alguna ocasión y normalmente prefieren no separarse de sus padres o conocidos más próximos, en los niños tímidos estas reacciones de miedo o desconfianza son más acusadas.

Los niños que padecen timidez infantil suelen presentar las siguientes características:

  • Se angustian en exceso al separarse de sus padres o conocidos.
  • Se niegan a hablar o jugar con otros niños.
  • No contestan a los desconocidos. Se mantienen en silencio aunque les pregunten algo y normalmente se aferran a la persona que conocen, abrazándola, escondiéndose tras sus piernas, enterrando el rostro contra la persona conocida…
  • Se niegan a entrar en sitios desconocidos si no es en compañía de sus padres. Esto provoca problemas en el momento de la escolarización ya que sus berrinches a la hora de entrar en clase serán muy frecuentes y de gran intensidad.
  • No les gusta participar en actividades que puedan llamar la atención sobre ellos, por lo que intentan evitar los deportes, hablar en clase, cantar, bailar, actuar
  • Tienen pocos amigos, incluso muchos de ellos están solos en el recreo. Esto hace que su timidez vaya acentuándose ya que no tienen oportunidad de practicar sus habilidades sociales.
  • A pesar de que los profesores reconocen que suelen portarse bien en clase (no hablan ni alborotan), sus cualidades pueden pasar desapercibidas y por ello suelen ser peor evaluados.
  • Muchas veces se sienten solos y piensan que valen menos que sus compañeros, lo que puede hacer que estén tristes y desmotivados.
Google Analytics Alternative