¿Cómo superar la timidez en una fiesta?

Las reuniones sociales son fuente de gran ansiedad para las personas tímidas. Para muchas de ellas resulta tan difícil integrarse que terminan apartándose en un rincón, maldiciéndose por no ser capaces de unirse a los demás y disfrutar como ellos. Por ello, vamos a dar una serie de consejos sobre cómo superar la timidez en estas situaciones:

  • Intenta preparar la situación: Intenta ir pronto a la fiesta, de manera que cuando llegues haya todavía pocas personas. Te sentirás menos intimidado y podrás ir a hablar con esa gente de uno en uno para comenzar los contactos.
  • Intenta dar una imagen serena y accesible: Relájate ya sea respirando y enviándote mensajes positivos o intentando visualizarte en una situación que te resulte segura y agradable. Eso hará que te sientas más tranquilo y que no des una apariencia rígida que impida a los demás acercarse.
  • Romper el hielo: Al acercarte a una persona, debes decir algo que inicie la conversación. Puedes comentar algo sobre la decoración o el ambiente de la fiesta. No es necesario que sea una frase brillante u ocurrente. Se trata simplemente de mostrarle a la otra persona que te gustaría hablar.
  • La conversación: Para tener temas sobre los que conversar, procura estar informado de las últimas noticias, los programas más vistos de la televisión, los últimos cotilleos… Esas son las cosas sobre las que la gente habla en reuniones informales con gente desconocida, así que no es necesario ser un experto en nada para poder mantener una conversación entretenida. Simplemente haz los comentarios que te vengan a la cabeza y procura no ser muy crítico con tus interlocutores, ya que entonces podrían ser ellos los que se sintiesen coartados e inhibidos.
  • Cuida la comunicación no verbal: Trata de mantener el contacto visual con tu interlocutor porque eso indica interés y respeto. No es necesario que lo mires fijamente a los ojos todo el rato, ya que eso podría resultar intimidante. Sonríe frecuentemente, asiente y trata de mantener una postura relajada.
  • Despedida: Si la conversación decae, trata de dar algunos datos extra para reavivarla. Si aún así se producen silencios, no te sientas incómodo y huyas. Despídete de la persona y, si te ha resultado interesante, pídele que intercambiéis vuestros datos para futuros contactos.
Google Analytics Alternative