¿Cómo reforzar a un niño tímido?

Los cientificos han realizado estudios en los que demuestran que los niños tímidos presentan respuestas de ansiedad incluso cuando son reforzados de forma positiva, es decir, premiados o elogiados.

En vez de disfrutar de la situación, los niños tímidos se preocupan, pensando que quizá cometan un error o que la gente se de cuenta de que en realidad no merecen ese premio.

Por ello, es importante tener cuidado a la hora de premiar a un niño con este problema, ya que, si lo hacemos de forma inadecuada, podemos estar aumentando su timidez en lugar de ayudarle a mejorar.

Lo primero que hay que tener en cuenta es que los niños tímidos sí quieren ser elogiados por su conducta o su esfuerzo y sentirse con ello especiales y capaces. Pero, lo que no quieren, es que el elogio les convierta en el centro de atención. Por ello, sería mejor, por ejemplo, elogiar al niño de forma privada en lugar de hacerlo delante de toda la clase. Otra manera sería elogiarle y cambiar rápidamente a otro tema para no dar tiempo a que los demás se fijen en el y empiecen a opinar. Ejemplo: “Sobre vuestras redacciones debo decir que Juan ha realizado un gran trabajo. Abrid ahora el libro por la pagina…”.

A la hora de decirle cumplidos en privado, es mejor evitar el contacto visual (ya que puede resultar amenazador para el niño) y, una vez hecho el cumplido, pasar a otro tema para que el niño no se sienta obligado a responder. Si nos quedamos esperando a que el niño diga algo, estaremos elevando su ansiedad.

Muchos de nosotros nos ruborizamos o nos sentimos incómodos cuando los demás nos halagan y no sabemos qué decir, así que deberíamos entender que para el niño tímido es una situación muy estresante. Sin embargo, tampoco debemos evitar los cumplidos para no incomodarle. Un elogio sincero sobre sus cualidades, su personalidad o su conducta pueden ayudar al niño a sentirse mas seguro de si mismo.

Google Analytics Alternative