Timidez y otros problemas

A pesar de que la timidez es una característica con la que, según los últimos estudios, conviven un tercio de las personas sin que su vida cotidiana resulte demasiado afectada, en algunos casos puede provocar problemas que afecten gravemente a las relaciones y la forma de vida de la persona que la padece.

Entre los principales problemas que genera la timidez podemos encontrar la reducción de su rendimiento o posibilidades escolares y laborales, las dificultades para conseguir amigos o pareja, las dificultades para comunicarse adecuadamente o defender sus derechos…

Otros problemas que pueden venir asociados a la timidez son el abuso del alcohol o las drogas, ya que hay personas que encuentran en estas sustancias la solución para dejar de sentirse inseguros e incómodos en situaciones sociales y acaban convirtiéndose en adictos. Otras personas pueden generar tal rabia y resentimiento por el aislamiento social al que se ven expuestos por su condición de tímidos que pueden desarrollar conductas de carácter violento.

Cuando la timidez pasa de ser una característica molesta a interferir gravemente con el funcionamiento de la persona, restringiendo sus actividades diarias y condenándole al aislamiento casi total, estaríamos hablando de fobia social. Estas personas sienten tal incomodidad en las situaciones sociales (ansiedad, temblores, parálisis, taquicardias, ataques de pánico…) que suelen necesitar la ayuda de un profesional cualificado que realice un tratamiento psicológico de la fobia social y que les ayude a reeducar el carácter para poder superarla.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Google Analytics Alternative