Causas de la timidez infantil

La personalidad tímida en la infancia es un problema complejo en el que intervienen multitud de factores. Los expertos continúan investigándolo pero están de acuerdo en señalar las siguientes causas:

Biológicas:

  • Genética: Se ha identificado un gen relacionado con la timidez. Aunque no es determinante, sí parece que condiciona la personalidad del niño.
  • Temperamento: Parece ser que los niños más lentos en responder y aprender muestran una mayor predisposición a la timidez.

Evolutivas:

  • Dificultad para enfrentarse a nuevas situaciones, lo que les lleva a aislarse.
  • Baja autoestima: Los niños tímidos han desarrollado un autoconcepto negativo y se quieren poco a sí mismos.

Sociales:

  • Padres con poca consistencia en las normas, lo que provoca que el niño se sienta inseguro.
  • Padres poco participativos: Los niños pueden interpretarlo como que no son dignos ni de la atención de sus propios padres, por lo que se sentirán inseguros en su relación con los demás.
  • Padres sobreprotectores: No permiten que el niño desarrolle su independencia en el terreno social por lo que les faltará seguridad y confianza.
  • Necesidades afectivas insatisfechas: Los niños necesitan seguridad emocional, un ambiente familiar estable, muestras de cariño… Si alguno de estos factores falla, el niño se sentirá inseguro sobre sus emociones y proyectara esa inseguridad en sus relaciones con los demás.
  • Burlas, críticas, amenazas: Si el niño sufre el rechazo por parte de su familia o conocidos, aprenderá que sólo merece opiniones negativas, por lo que evitará el contacto con los demás.

Aprendidas:

  • Falta de experiencia en situaciones sociales, ya sea porque les cuesta más aprenderlas o porque no se le ha dado la oportunidad de practicarlas.
  • Aprendizaje de la huida como respuesta: Si el niño aprende que escapar o evitar las relaciones sociales reduce su tensión, empezará a escapar cada vez más con más frecuencia.
  • Ejemplo de los demás: Los niños aprenden muchas de sus conductas observando a los demás. Si sus padres no les ofrecen un buen modelo de habilidades sociales o escapan de las relaciones con los demás, el niño puede imitarlos.

Para que un niño desarrolle una personalidad tímida no es necesario que estén presentes todas estas causas, aunque muchas de ellas estarán interviniendo en el problema.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Google Analytics Alternative