Causas físicas de la timidez

Existen diversas causas que pueden hacer que un niño desarrolle un carácter tímido que le acompañe durante el resto de su vida. A pesar de tratarse de un problema psicológico, algunas de estas causas son de origen físico. Pasamos a explicarlas:

Mala salud:

  • Ya sea por causas genéticas o por el desarrollo de una enfermedad, el niño puede padecer alguna debilidad física que hará que desarrolle una personalidad tímida con mayor facilidad. El dolor, los límites que le imponga su enfermedad y los periodos de hospitalización harán que no pueda desarrollar los mimos juegos y actividades que realizan otros niños de su edad. Esto puede hacer que desarrolle un concepto de sí mismo inferior a los demás, lo que le conducirá a la timidez.
  • A esto habría que sumarle las comparaciones que realizará con el resto de sus compañeros cuando llegue el momento de escolarizarse o las burlas de estos, que pueden resultar muy hirientes y crueles.
  • Además, los padres de niños con estos problemas suelen ser excesivamente sobreprotectores. Al estar preocupados por su salud y el daño que pueden hacerse, les impiden realizar multitud de actividades normales para otros niños. Todo esto hará que el niño se sienta acomplejado, inferior a sus compañeros y desprovisto de las habilidades y capacidades que poseen la mayoría de niños de su edad.
  • Si la enfermedad además es crónica, al niño no le quedará ni la esperanza de una futura mejora por lo que considerará que siempre estará por debajo de los demás. Por todo ello, intentará pasar desapercibido, tendrá dificultades para expresarse, miedo a relacionarse…
  • Defectos físicos:

  • La sociedad nos marca desde la infancia los rasgos físicos deseables en una persona. Diversos experimentos han demostrado que, ya desde pequeños, los niños agraciados reciben más refuerzos y atenciones de sus profesores y que incluso son mejor evaluados.
  • Además los niños con defectos físicos pueden sufrir las bromas e insultos de sus compañeros de colegio. Ante esto el niño sentirá que su defecto físico provoca burlas, rechazo y desprecio y empezará a sentirse inferior y a desarrollar una baja autoestima.
  • Muchas veces la persona agranda en su imaginación ese defecto físico, que puede ser que pase desapercibido para los demás. Sin embargo, en su mente ese defecto será evidente y no le permitirá desarrollar unas relaciones personales satisfactorias.
  • Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies
    Google Analytics Alternative