¿Cómo vencer la timidez en la adolescencia?

La adolescencia es una etapa dura para todos pero, si además le añadimos la timidez, puede llegar a parecer insalvable. Sin embargo, existen muchas técnicas que uno puede utilizar para vencer o, al menos atenuar, la ansiedad que siente en las relaciones sociales:

  • Conócete a ti mismo y a tu timidez: Plantéate cuál es la causa de tu timidez. Realiza un examen exhaustivo preguntándote qué es lo que te avergüenza, qué partes de tu persona te hacen sentir inferior… Después estudia, de una manera realista, si esos defectos son realmente tan graves y compáralos con otras personas parecidas a ti.
  • Hazte a la idea de que nadie es perfecto: Todo el mundo tiene defectos o carencias, por lo que es normal que tú también los tengas. No es necesario que seas perfecto ni que le caigas bien a todo el mundo. El rechazo de algunas personas es algo normal que todos sufrimos en un momento u otro.
  • Valórate a ti mismo: Haz una lista de tus cualidades y habilidades. Si te resulta difícil, puedes preguntarles a familiares o amigos de confianza. A la hora de evaluarte deberías también tener en cuenta esas cualidades y no sólo centrarte en los factores negativos.
  • Desarrolla tus cualidades positivas: Busca alguna actividad en la que puedas utilizar esas cualidades positivas y que te permita expresarte como eres y sentirte orgulloso. Estas actividades pueden ser de tipo creativo o de ayuda a los demás, lo que te hará sentirte útil y te permitirá abrirte.
  • Practica las habilidades sociales básicas: Intenta mantener el contacto visual cuando hables con alguien, tener un tono de voz firme y lo suficientemente alto como para ser escuchado, sonreír… Intenta saludar y mantener conversaciones con gente que no pertenezca a tu grupo de amigos íntimos. Aunque al principio pueda parecerte muy difícil y que no merece la pena sufrir la ansiedad que sientes, ésta se reducirá con la práctica.
  • Cuando vayas a tener que vivir una situación social que te preocupe, prepárala con tiempo. Piensa en temas de conversación, preguntas que puedas hacerles a los demás para que se sientan a gusto… Puedes practicar técnicas de relajación y visualizarte a ti mismo teniendo experiencias sociales agradables.
  • No te aísles en casa dedicando tu tiempo a ver la televisión, estar conectado a Internet o estudiar. Nada de eso sustituye a una verdadera relación social. Haz un esfuerzo y llama por teléfono a algún amigo, ya sea para charlar, salir un rato, hacer los deberes juntos…
  • Apóyate en familiares o amigos de confianza: Cuéntales cómo te sientes y pídeles consejo.

Si nada de esto te ayuda y crees que tu ansiedad y aislamiento empiezan a interferir demasiado con tu vida cotidiana, plantéate consultar tu caso con un especialista que pueda ayudarte.

Google Analytics Alternative